Para aumentar la disponibilidad de la aplicación, cada empresa, sin importar su tamaño, necesita contar con un sitio secundario para la recuperación ante desastres (DR). La tecnología actual proporciona la capacidad de encender cualquier carga de trabajo instantáneamente en el sitio secundario en caso de que ocurra algún problema en el primario.

Históricamente, los sitios DR han sido una solución dirigida a grandes empresas por varias razones. Sin embargo, las nuevas tecnologías y ofertas de servicio tales como Recuperación ante Desastres como Servicio (DRaaS) hacen que los sitios DR sean accesibles y rentables para empresas de cualquier tamaño.

El aumento de la virtualización

Sin dudas, el motor principal del crecimiento explosivo de las soluciones de recuperación ante desastres ha sido la virtualización. Antes, la replicación de datos y aplicaciones a un sitio secundario solo era posible a través del aprovechamiento de las capacidades de las matrices de almacenamiento, pero no todas las soluciones incluían capacidades de replicación nativa. Además, la replicación en la capa de almacenamiento tiene dos dificultades adicionales:

  1. Desde un punto de vista tecnológico, la replicación de la capa de almacenamiento requiere que ambos sitios adopten el mismo modelo o marca de almacenamiento, ya que cada tecnología de replicación es exclusiva. Esto no representa un problema para las grandes empresas que podrían crear un sitio secundario con el mismo tamaño y potencia del sitio primario. No obstante, las pequeñas y medianas empresas no cuentan con los mismos fondos o interés para invertir el mismo presupuesto tanto para el sitio primario como para el secundario. Necesitan una solución más rentable.
  2. La replicación en la capa de almacenamiento no cuenta con la granularidad suficiente para habilitar el ajuste de la política de replicación. Una matriz de almacenamiento no está al tanto de las cargas de trabajo que alberga. Si una base de datos y un servidor de archivos se almacenan en la misma ubicación, se replican utilizando la misma política. Por este motivo, resulta difícil crear diferentes políticas y obtener diferentes RTO y RPO para diferentes cargas de trabajo, a menos que los administradores separen las cargas de trabajo en distintos silos. Sin embargo, esto provoca gastos generales adicionales y requiere más recursos de administración, monitorización y TI.

Por otra parte, la virtualización hace que sea fácil acceder, configurar y utilizar los servicios de replicación y esto elimina estas dos principales dificultades. Con la virtualización es posible definir RTO y RPO específicos para cada carga de trabajo ya que la unidad de administración realiza la transición de una matriz de almacenamiento grande y voluminosa a máquinas virtuales individuales y flexibles. Un administrador de TI puede otorgarle o quitarle prioridad a ciertas cargas de trabajo. Por ejemplo, configuran una solución de replicación para crear copias en la ubicación secundaria de manera prácticamente constante (cada 15 minutos) para el servidor de base de datos importante pero cada hora o incluso cada día en el caso de un servidor de archivos. La virtualización ha abstraído la capa de hardware haciendo que sea posible aplicar más controles granulares a la replicación, optimizar los resultados y utilizar recursos de TI de manera más eficaz.

La necesidad de un sitio secundario

La recuperación ante desastres es una solución increíble para aumentar la disponibilidad de los centros de datos modernos y lo hace a través del aprovechamiento de las tecnologías avanzadas de replicación y virtualización para crear réplicas remotas de máquinas virtuales.

Pero cuando los usuarios finales comienzan a planificar un sitio de DR, se enfrentan a otros problemas: En primer lugar, la inversión inicial para la construcción y el mantenimiento del sitio secundario representa un desafío para muchas empresas. En una segunda ubicación, propia o alquilada (por ejemplo en un coemplazamiento), resulta necesario instalar hardware y software nuevo de acuerdo al tamaño de los entornos de producción. Luego, también es necesario configurarlo y administrarlo, lo que prácticamente duplica los esfuerzos de infraestructura de TI. Además, debido a que las cargas de trabajo se ejecutan mayormente en el sitio primario, el sitio secundario se usa con muy poca frecuencia. Esto aumenta aún más el costo en comparación con su valor, lo que dificulta vender un retorno de la inversión (ROI) a la alta gerencia.

Históricamente, solo las grandes organizaciones comerciales contaban con el presupuesto necesario para permitirse a un sitio secundario privado o ya tenían más de una sede con personal de TI en cada una para aprovechar la instalación o esos recursos. Sin embargo, en la actualidad, incluso las organizaciones grandes están buscando formas de reducir sus gastos de inversión y operativos al mismo tiempo que desean mantener un sitio de DR.

Recuperación ante Desastres como Servicio

Esta es una de las situaciones en las que la solución en la nube se ajusta perfectamente y es el motivo por el que la Recuperación ante Desastres como un Servicio se está volviendo tan popular. A través del alquiler de recursos a un proveedor de servicio mediante un modelo de pago sobre la marcha, los usuarios finales obtienen el mismo resultado (recursos de red, almacenamiento, ram, CPU disponibles para operaciones de failover) sin los gastos de inversión ni la carga de diseñar, instalar y administrar un sitio de DR a diario. Los proveedores de servicios con experiencia en la DR se encargan de la administración total de la infraestructura. A cambio, el proveedor de servicios ofrece un acuerdo de nivel de servicio (SLA) relacionado a la calidad del servicio ofrecido. El proveedor de servicios también puede ofrecer diferentes acuerdos a nivel de servicio para diferentes cargas de trabajo, una vez más gracias a la virtualización.

Esto le permite a los usuarios finales concentrarse en la actividad de replicación, planificar los distintos valores de RPO para las aplicaciones y definir la estrategia de DR y la solución de DR mediante el uso de métricas administrativas en lugar de las necesidades de TI.

No es de extrañar que la DRaaS tenga mucha demanda. De hecho, como podrá ver, desde este cuadro de tendencias de Google la popularidad de la DRaaS se ha disparado.
DRaaS popularity trends

Si busca otro término de búsqueda, “Recuperación ante desastres”, podrá ver que la demanda individual de DR realmente se está reduciendo:

demand for Disaster Recovery

Esta es una señal de que los clientes no están buscando con tanta frecuencia una solución genérica, sino que buscan específicamente proveedores de servicios de DRaaS.

La proliferación de soluciones disponibles en el mercado es sorprendente. Las empresas de cualquier tamaño que se encuentran en la búsqueda de una solución DRaaS deben evaluar cuidadosamente qué opciones vienen con el servicio. Revisemos algunas de ellas.

1. Facilidad de uso

La facilidad de uso es una característica de solución de DR que con frecuencia se subestima. Las personas tienden a concentrarse más en las capacidades superiores de una tecnología dada, pero si esta tecnología también es extremadamente compleja y difícil de configurar y utilizar, esto debería enviar una señal de alerta gigante. Será difícil alcanzar el ROI prometido y se limitará el valor agregado de su negocio. Por otro lado, una solución fácil de usar se puede probar y adoptar más rápido y con menos esfuerzo. Lo que es más importante, el usuario final se puede ver beneficiado por una tecnología que “solo funciona” durante el consumo constante del servicio sin necesidad de ajustarla constantemente, de depurar problemas y demás.

Otro aspecto que se subestima: Durante un escenario de DR, el personal de TI generalmente se siente estresado por los problemas que están enfrentando, por el tiempo de inactividad que están experimentando y por la presión de retomar rápidamente las operaciones de la alta gerencia. Una solución fácil de usar le otorga la capacidad de concentrarse en los pocos sencillos pasos necesarios para reiniciar las aplicaciones en el sitio secundario, mientras que una solución compleja agrava los problemas en situaciones de estrés.

La tecnología de la nube de Veeam, la replicación de VM a través de Veeam Cloud Connect, es fácil de usar y configurar, gracias a una conectividad de puerto TCP único protegido por una conexión SSL/TLS segura y confiable a un proveedor de servicios de su elección. No es necesario configurar y mantener conexiones VPN o abrir múltiples puertos en los firewalls del cliente. El túnel único se usa para cualquier tipo de tráfico: tráfico de gestión de replicación, transferencias de datos de VM real e incluso comunicaciones entre VMs durante tareas de failover parcial. Todas las comunicaciones se encapsulan en un mismo túnel. Una vez que se establece conexión, no se necesita ninguna configuración de red adicional.

2. ¿Qué sucede con el intercambio?

DRaaS se diseñó principalmente para ofrecer servicios de replicación, pero la replicación sola no alcanza. De hecho, la replicación NO es uno de los principales puntos conflictivos de cualquier servicio de DR: Es el intercambio. Las aplicaciones tienen configuraciones de red específicas y muchos de los servicios modernos necesitan publicarse en Internet para que los empleados, proveedores y clientes los puedan consumir. Mientras que replicar una máquina virtual y alimentarla en el sitio de DR es relativamente sencillo, garantizar que el intercambio se configure correctamente y se reprograme automáticamente cuando haya un cambio en la configuración NO lo es y esta garantía a menudo se da por sentada. A la hora de buscar una solución de DRaaS, los usuarios finales deberían realmente hacer algunas preguntas específicas para descubrir una capacidad de solución de DRaaS en este área. La posibilidad de trasladar las aplicaciones con fluidez entre el sitio primario y el secundario de modo transparente no tiene precio excepto por el tiempo que se ahorra al no tener que reconfigurar las aplicaciones durante un failover.

3. Autoservicio

El autoservicio es fundamental para cualquier servicio en la nube y DRaaS no es la excepción. ¿Cuántas operaciones pueden automatizar los proveedores de servicios? Al parecer esto solo es importante para los proveedores de servicio, pero un servicio automatizado implica que los usuarios finales pueden solicitar cambios a sus suscripciones con mayor rapidez y ajustar sus suscripciones al servicio DRaaS rápida y fácilmente. No tiene ningún valor consumir un servicio en la nube si el proveedor del servicio tarda horas o días para procesar una solicitud de cambio.

Naturalmente, el autoservicio también está relacionado a la cantidad de operaciones que puede ejecutar por su propia cuenta, sin preguntarle nada al proveedor del servicio. En última instancia, el proveedor de servicios se encarga de mantener la infraestructura subyacente, mientras que cada operación de las cargas de trabajo y datos de la empresa pueden permanecer en esa empresa.

Esto es así por una razón simple pero importante: El usuario final sabe exactamente cómo se debe configurar el servicio o cómo debería reconfigurarse en caso de que fuera necesario.

Sin embargo, el autoservicio también tiene un gran valor a la hora de reducir el tiempo de inactividad durante un failover: Si sucediera algo importante al sitio del usuario final, el usuario puede aprovechar las capacidades de autoservicio del proveedor de servicios elegido e iniciar rápidamente una operación de failover sin perder tiempo para abrir una solicitud de soporte con el proveedor de servicios.

Notas finales

La Recuperación ante Desastres como Servicio se está volviendo popular y muchos proveedores de servicio ofrecen este tipo de servicios mediante el uso de diferentes tecnologías. Los clientes podrían sentirse perdidos por todas las soluciones disponibles, pero no todas las soluciones son iguales y las opciones que se ofrecen tienen valor.

Los proveedores de servicio que utilizan Veeam Cloud Connect Replication pueden garantizar cada una de las ventajas que se mencionan en este artículo. Los usuarios finales solo necesitan instalar o adquirir la actualización a Veeam Availability Suite v9 y suscribirse a un proveedor de DRaaS promovido por Veeam para comenzar a consumir Veeam Cloud Connect.

 

Para obtener más información acerca de la solución DRaaS de Veeam, consulte los enlaces rápidos que se muestran a continuación:

GD Star Rating
loading...