Tags:
backup Storage

El hecho de haber trabajado en el sector de los proveedores de servicios durante toda mi carrera antes de unirme a Veeam, me ayuda a entender las dificultades que conlleva el ofrecer servicios de backup y recuperación. Invertí muchísimas horas en conseguir la mejor combinación de hardware y software para esos servicios. También comprendo por experiencia propia los retos que las plataformas de almacenamiento plantean a los equipos de arquitectura, ingeniería y operaciones que diseñan, implementan y gestionan estas plataformas.

Escalabilidad de almacenamiento

Una verdad que no puede cambiar y que existe en nuestro mundo es que el backup y el almacenamiento se complementan y no puede existir uno sin el otro. Recientemente, se ha registrado un crecimiento extremo en la cantidad de datos de los que se realizan backups y la proliferación de esos datos también se ha hecho cada vez más difícil de gestionar. Aunque los datos están creciendo más rápido que nunca, relativamente, los problemas creados por ellos no han cambiado en los últimos diez años, si bien han sido magnificados.

En cuanto al almacenamiento, todos los que han desarrollado cualquier plataforma de almacenamiento son conscientes de que llegará un momento en el que las restricciones de hardware y software se pondrán en marcha. Hasta ahora no he probado ni he escuchado hablar de un sistema de almacenamiento que en algún momento no aplique alguna limitación en cuanto a escala o rendimiento. Independientemente de si el usuario tiene restricciones debido a límites basados en discos físicos, controladores o software, lo cierto es que ningún sistema es infinitamente escalable y libre de desafíos.

Desde mi punto de vista (y como dato anecdótico), la solución inmediata para resolver estos retos ha sido siempre añadir más hardware a las plataformas mediante la compra de otras. Ya sea que se trate de restricciones de rendimiento o de disco, el resultado final siempre es ampliar la capacidad o actualizar los componentes de hardware principales para que el sistema vuelva a funcionar como se esperaba.

Ahora bien, existen varios sistemas que dan buenos resultados y que, si se estructuran y gestionan correctamente, ofrecen una sostenibilidad del servicio de mayor duración. A la hora de diseñar el almacenamiento para datos de backup, no es posible aplicar los principios que se utilizan para el diseño de otras cargas de trabajo, como las máquinas virtuales. Los datos de backup son una tarea muy grande y la portabilidad de esos datos debería ser fundamental a la hora de elegir el almacenamiento que se va a utilizar.

La forma en que Veeam ayuda

Veeam brinda servicios de estrecha integración con un gran número de los principales proveedores de almacenamiento gracias a nuestras integraciones de almacenamiento. Dichas integraciones no solamente ofrecen flexibilidad a nuestros clientes y socios, sino que además aportan opciones absolutas y movilidad en lo que se refiere a la retención a corto y largo plazo de los datos de backup.

El hecho de ampliar ese mensaje de portabilidad, la forma en que se almacenan los datos de backup, debería traducirse en que, cuando los sistemas de almacenamiento se encuentren al final de su vida útil, los datos no queden aprisionados en el hardware. Otro aspecto inevitable del almacenamiento es que en un momento dado será necesario sustituirlo. Es en este punto donde interviene el enfoque independiente de hardware y definido por software de Veeam para el backup.

Últimamente, se han lanzado al mercado una serie de productos que ofrecen una solución todo en uno para la protección de datos en forma de software vinculado a dispositivos de hardware. El principio de estas ofertas es que son fáciles de usar y tienen una única plataforma de gestión. A pesar de que es cierto que las soluciones “todo en uno” son atractivas, suele haber inconvenientes en cualquier plataforma que ofrezca software que esté vinculado al hardware.

Conclusión

En esencia, los problemas que se aplican a las plataformas de almacenamiento se aplican a estos dispositivos todo en uno. Su rendimiento comenzará a deteriorarse, se necesitarán actualizaciones y, a la larga, habrá que sustituir los sistemas. Es en este punto donde la capacidad de elegir libremente y un enfoque desvinculado del software y el hardware se traduce, en última instancia, en un control total de dónde se almacenan sus datos de backup, cómo se ejecutan y cuándo deben trasladarse o migrarse dichos datos.

Puede lograr esto únicamente con un software de backup separado del hardware. Aunque parezca una panacea el tener una solución “todo en uno”, es necesario considerar lo que esto significa en los próximos tres, cinco o diez años. De nuevo, la portabilidad y la capacidad de elección es lo más importante cuando se trata de elegir un proveedor de backup. Es preciso evitar a toda costa el bloqueo.

GD Star Rating
loading...

Veeam Availability Suite — Descargue la prueba de 30 días gratis

DOWNLOAD NOW